Seguidores

Visitantes recientes

miércoles, 1 de febrero de 2012

El sexo es vida

La habitación está en penumbra, la ventana abierta,
las cortinas ondean, a los pies de la cama su vestido negro,
sus zapatos de tacón, su ropa interior;
su cabello esparcido por la almohada, sus ojos cerrados,
sus labios entreabiertos, su respiración desigual y ligera, el único sonido de la habitación;
su brazo izquierdo extendido hacia tu lado de la cama, sus pechos desnudos, sus pezones tiesos por el aire de la noche,
su brazo sobre su estómago, su ombligo, su pubis oculto bajo la sombra
que proyectan sus piernas dobladas.
Tú estás mirando desde la puerta.
-Buenas noches.- susurras y te cuelas en la habitación.

- Tenemos un problema.
- ¿Cuál?
- Llevas demasiada ropa.

Estaba allí, en la curva de su hombro cuando el tirante resbalaba por ella,
en la curva de su cuello cuando alzaba la barbilla,
en sus pestañas cuando cerraba los ojos,
en su boca cuando tenía los labios entreabiertos.
Pero sobretodo estaba en su voz cuando gemía su nombre,
se llamaba deseo,e hizo que él derrapase en sus curvas.

Me voy a comer las ganas sin cubiertos, a mordiscos, con las manos llenas.
Me voy a relamer con cada bocado, voy a dejar que se me deshagan en la lengua y contra el paladar.
Y cuando llegue al ultimo pedazo voy a ir más deprisa,
así cuando ya no me queden ganas perseguiré cada gotita con la lengua.
Me voy a comer las ganas que tengo dentro hasta quedarme vacía y entonces,
iré a por las tuyas.

¿Qué que quería hacer?
Quería follarmelo, a él le gustan las palabras claras,
ahí tenía unas cuantas, lo queria en mi cama.
Quería pegar mis caderas a las suyas y notar su deseo,
quería ser la responsable de ese deseo.
Quería colarse bajo su camiseta,
trepar por las costillas,
quería que él me aplastase contra la pared y nuestras respiraciones entremezcladas.
Quería mirarle directo a los ojos y decirle: Te quiero a ti.

Cuando se esta así de enamorado hay que ir besándose debajo de todas las farolas.
Cualquier excusa es buena.
- Se nos han acabado las farolas.- dice él.
- Las del presente si, pero y las del futuro.- contesta ella, le mira fijamente y sonrie.
- Yo creo que aquí va a haber una farola.
Él se acerca en la oscuridad.
- Estoy de acuerdo.

Una habitacion que nos acompaña siempre que estamos deseosos
el uno del otro.Placer;esa es la palabra exacta.
Ganas de sentir el cuerpo del otro muy cerca,extremadamente cerca.
Recorrer cada centimetro con la llema de mis dedos.
Tu cuerpo en la penumbra de una vela.
Las gotas de sudor recorriendo tu frente y espalda.
Mis uñas marcadas en ella.
Sentir como vamos humedeciendonos.
Saliva,y otras sustancias procedentes de ese tremendo placer.
La piel de gallina,cualquier palabra malsonante se vuelve
una bomba a punto de estallar hacia el mundo de lo desconocido.
Gemidos descontrolados,ansias,mordiscos,arañazos.
Fantasías.
Lencería transparente,un corsé,liguero.(Que luego formarian parte del decorado del suelo)
Un espejo,algun que otro juguete erótico,proposiciones indecentes.
Movimientos intensos con musica de fondo,está claro,somos los músicos del placer.
Un orgasmo en conjunto que hace aflorar cada poro de la piel, y unas lagrimas
que se desbordan ante la máxima satisfaccion y sensacion de felicidad.
Juntos,descansamos desnudos haciendonos caricias bajo la manta frente al calor del amor.

1 comentario:

  1. Por fin estoy de vuelta! Me ha encantado esta entrada, en serio, me flipa! jaja Hacia tiempo que no me pasaba por tu blog, pero veo que sigue siendo genial. Yo por fin escribi nuevas cosas, tenia ganas ya.. Un placer visitarte y leerte guapa ;) Un beso y haber si hablamos mas!

    ResponderEliminar